Lingüística Cognitiva: origen, postulados y disidencias

Lakoff, Langacker, Talmy, Turner y Fauconnier, entre otros, son algunos de los exponentes más representativos de la Lingüística Cognitiva.

En el artículo anterior «Ciencia cognitiva tras 1980, avance y críticas a la I.A.» revisamos el desarrollo en la ciencia cognitiva desde los años 1980 del paradigma de redes neuronales artificiales, las críticas filosóficas a la I. A. ‘fuerte’ y la irrupción de la neurociencia naturalista. En paralelo a esos desarrollos, desde la década de los 1980 surgió, en la lingüística, la vertiente teórica denominada lingüística cognitiva.

Contenidos relacionados:

En la ciencia cognitiva, durante los años 1980 y 1990 ha habido grandes innovaciones. Muchas de ellas provienen del surgimiento de la Lingüística Cognitiva a fines de los 1970 e inicios de los 1980, con el trabajo de George LakoffRon LangackerLeonard TalmyMark Turner y Gilles Fauconnier, entre otros.

El lugar de la Lingüística Cognitiva en las ciencias cognitivas del lenguaje

Se ha cuestionado a Lakoff y colaboradores por haberse apropiado del nombre ‘cognitiva’, ya que hay también otros paradigmas en la investigación del lenguaje que forman parte de las ciencias cognitivas. Desde el mundo académico, hay autores y autoras que prefieren escribir ‘Lingüística Cognitiva’ con mayúsculas para referirse al enfoque de Lakoff y colaboradores, y ‘lingüística cognitiva’ con minúsculas para referirse en sentido más amplio a todos los enfoques que estudian el lenguaje en el marco de las ciencias cognitivas, incluyendo también a la gramática generativa de Chomsky -y modelos derivados- y al trabajo en redes neuronales artificiales sobre procesamiento del lenguaje.

Con todo, no son pocos los académicos que hacen caso omiso de esa propuesta y escriben ‘lingüística cognitiva’ -con minúsculas- para hacer referencia en sentido específico al enfoque de Lakoff, Langacker, Talmy y asociados (por ejemplo, Cuenca y Hilferty, 2007).

La Lingüística Cognitiva y la disidencia respecto del paradigma chomskiano

George Lakoff había sido estudiante de Noam Chomsky y tanto él como Ron Langacker fueron partidarios de la gramática generativa -la teoría chomskiana-, pero posteriormente rechazaron esa teoría por considerarla demasiado logicista. No estaban de acuerdo con que la gramática fuera autónoma respecto al significado y el uso pragmático del lenguaje. El enfoque de Chomsky era formalista, cuasi-matemático, y postulaba que existe un módulo innato en el cerebro que contiene preformas sintácticas, módulo que sería independiente de los otros procesos mentales.

La Lingüística Cognitiva y la teoría de la metáfora conceptual de George Lakoff

En 1980 apareció el libro Metaphors We Live By Metáforas Por Las Que Vivimos– del lingüista George Lakoff y el filósofo Mark Johnson. De acuerdo a estos autores, la metáfora no es solo una figura literaria, sino que es omnipresente y fundamental en nuestro sistema conceptual, es el modo en que los seres humanos comprendemos el mundo.

La teoría de la ‘metáfora conceptual’ de George Lakoff y Mark Johnson señala que la cognición humana es intrínsecamente metafórica. Todos nuestros conceptos los entendemos por metáforas y analogías con otros, y nuestros conceptos básicos son experiencias corporales y espaciales concretas en el mundo. Algunos ejemplos son: “arriba es bueno“, “abajo es malo“, “arriba es más” -cantidad-, “subir es aumentar” -la cantidad-, “abajo es menos“, “bajar es disminuir“, “comprender es ver“, “afectividad es calidez“, “intimidad es cercanía“, “semejanza es cercanía“, “importante es grande“, “ayudar es apoyar“, “la vida es un viaje“, “las dificultades son obstáculos” (Johnson, 2018; Lakoff, 1987; Lakoff y Johnson, 1980, Lakoff y Turner, 1989).

Así, se puede decir que “la inflación está subiendo más de lo que dice el gobierno“, que “los precios caerán” (Cuenca y Hilferty, 2007; Lakoff y Johnson, 1980) o que “las relaciones amorosas son un viaje” donde los novios “hacen juntos el camino de la vida” (Shapiro, 2011).

La gramática cognitiva de Ron Langacker

Formando parte de la Lingüística Cognitiva, la gramática cognitiva de Langacker sostiene que la gramática no es autónoma respecto del significado -como en la teoría chomskiana- sino que depende de este, la gramática se basa en la semántica (Langacker, 1991; 2008). La gramática de construcciones, desarrollada por Charles Fillmore, es cercana a la gramática cognitiva aunque tiene algunas vertientes más formalizadas y cercanas al generativismo (Cuenca y Hilferty, 2007).

El experiencialismo, filosofía de la Lingüística Cognitiva

La Lingüística Cognitiva adopta la filosofía del ‘experiencialismo’ o ‘realismo experiencial‘, que los lingüistas cognitivos oponen al ‘objetivismo’ que sostenía que el pensamiento es manipulación mecánica de símbolos abstractos. Para los experiencialistas, el razonamiento abstracto evolucionó a partir del pensamiento visual y la representación mental de las relaciones espaciales. El lenguaje, por tanto, no está aislado del resto de capacidades cognitivas, sino que se basa en la percepción, las habilidades motoras y el pensamiento visoespacial. La metáfora es el medio para formar conceptos a partir de experiencias concretas corporeizadas.

Por ejemplo, la práctica lingüística de llamar ‘frías’ a las personas poco afectuosas -o que no expresan afectos- provendría del hecho de que las interacciones íntimas pueden implicar proximidad física que lleva a compartir el calor corporal (Grady, 2007).

La noción de ‘esquemas de imagen’ en la Lingüística Cognitiva

En 1987 se publicó el libro The Body in the Mind de Mark Johnson. El tema central del libro es expresado por el autor en el prefacio:

Sin imaginación, nada en el mundo podría ser significativo. Sin imaginación, nunca podríamos dar sentido a nuestra experiencia. Sin imaginación, nunca podríamos razonar hacia el conocimiento de la realidad. Este libro es una elaboración y defensa de estas tres afirmaciones controversiales. Explora el rol central de la imaginación humana en todo significado, entendimiento y razonamiento.” (Johnson, 1987, p. ix)

Johnson en el libro propone el concepto de “esquema de imagen”, también introducido por George Lakoff en su libro del mismo año Women, Fire and Dangerous Things (1987). De acuerdo a Johnson:

Un esquema de imagen es un patrón dinámico recurrente de nuestras interacciones perceptivas y programas motores que le da coherencia y estructura a nuestra experiencia. (…) ‘Experiencia’ debe entenderse en un sentido amplio y rico que incluye las dimensiones básicas perceptiva, de programa motor, emocional, histórica, social y lingüística“. (Johnson, 1987, pp. xiv-xvi).

La teoría de la mezcla conceptual o integración conceptual en la Lingüística Cognitiva

En 1993 Mark Turner y Gilles Fauconnier crearon la teoría de la ‘mezcla conceptual’, también llamada ‘integración conceptual‘. Continuaron desarrollando la teoría y la presentaron de manera acabada en 2002 (Fauconnier y Turner, 2002).

De acuerdo a esta teoría, así como las personas usamos de manera permanente analogías y metáforas para conceptualizar nuestras experiencias, también solemos fusionar -mezclar- situaciones distintas con base en ciertos patrones o esquemas comunes que se encuentran en ambas. Estos procesos ocurren mayormente de modo inconsciente. Turner (2007) propone el siguiente ejemplo de ‘mezcla’: un hombre que está participando como padrino de bodas en un matrimonio está desempeñando un rol que él conoce, en una cierta trama -un matrimonio- en la que otros participantes tienen otros roles. Pero de pronto el hombre comienza a recordar otra historia, una que sucedió una semana antes en Cabo San Lucas, en la que él y su novia -que no está presente en la situación actual- fueron a bucear con la esperanza de encontrar algún tesoro escondido. El hombre no confunde ambas historias, distingue la situación actual de la anterior. Sin embargo, establece ciertas analogías, por ejemplo, una analogía entre él mismo y el novio por una parte, y entre su novia y la novia del matrimonio que se está celebrando. Como señala Turner:

“… podemos ‘mezclar’ diferentes espacios mentales para crear un tercer espacio mental con estructura emergente. El padrino de boda, por ejemplo, puede combinar estas contrapartes analógicas en un sueño en el que son él y su novia quienes se van a casar ahora mismo en esta ceremonia exacta.” (Turner, 2007, p. 378).

Como vemos, la integración conceptual es una mezcla de elementos abstraídos de historias con ciertos elementos esquemáticos comunes (en este caso, en ambas historias hay una pareja con un compromiso). De este modo, la lingüística cognitiva estudia procesos inconscientes, imaginativos y emotivos, pero presentes también en el trabajo científico o el razonamiento matemático, así como en la vida cotidiana, el teatro y la percepción musical. En palabras de Gilles Fauconnier (2005):

La teoría de la proyección estructural en analogía y metáfora supuso un punto de inflexión en la ciencia cognitiva. Cambió el foco de atención, de la generación de estructuras a partir de reglas, a la topología de los modelos mentales, la eficacia de las coincidencias parciales y la proyección de un dominio sobre otro para organizar conceptos y perceptos.” (p. 151)

Lingüística Cognitiva y adquisición del lenguaje

Por su parte, el primatólogo y psicólogo cultural Michael Tomasello (2007) ha adoptado la lingüística cognitiva como marco de referencia para su investigación sobre la adquisición del lenguaje en los niños, criticando la teoría chomskiana de la gramática universal innata.

El significado emerge de la acción corporeizada y social

A diferencia de lo que sucede en la filosofía analítica del lenguaje, en la lingüística cognitiva el significado no es entendido como propiedad solo de palabras y oraciones o de la referencia en el mundo objetivo, sino que es entendido de manera corporeizada como emergiendo de las relaciones del ser humano con su comunidad y con el espacio que le rodea. Así, para un ser humano primitivo una cueva de cierto tamaño tenía un significado, ofrecía la posibilidad de habitarla, y posibilitaba una relación de ‘contención’ -la cueva me contiene-, relación que no ofrecía para los elefantes. Pero una cueva de otro tamaño podía tener un significado de contención o refugio para otros animales. El significado, por tanto, precede al lenguaje, pero no es un proceso puramente objetivo en el mundo, sino que surge de la relación de organismos corporeizados con sus ambientes (Johnson, 2018).

Conclusión

Los planteamientos de estos autores han tenido una enorme trascendencia en las ciencias cognitivas, formando parte de los nuevos paradigmas de ‘4e cognition’ -que abordaremos en otra entrada-, que cuestionan la idea clásica puramente racionalista, sintáctica y abstracta de la cognición.

Referencias:

  • Cuenca, M. J. & Hilferty, J. (2007). Introducción a la lingüística cognitiva. Ariel. Recuperado de escrituradigital.net
  • Fauconnier, G. (2005). Fusión conceptual y analogía. CIC. Cuadernos de Información y Comunicación, 10, 151-182. Recuperado de researchgate.net
  • Fauconnier, G. y Turner, M. (2002). The way we think: Conceptual blending and the mind’s hidden complexities. Basic Books.
  • Grady, J. (2007). Metaphor. En: D. Geeraerts y H. Cuyckens (Eds.), The Oxford handbook of cognitive linguistics (pp. 188-213). Oxford University Press.
  • Johnson, M. (1987). The body in the mind: The bodily basis of meaning, imagination and reason. University of Chicago Press.
  • Johnson, M. (2018). The embodiment of language. En: A. Newen, L. De Bruin y S. Gallagher (Eds.), The Oxford handbook of 4e cognition (pp. 623-639). Oxford University Press. Recuperado de researchgate.net
  • Lakoff, G. (1987). Women, fire and dangerous things. University of Chicago Press.
  • Lakoff, G. y Johnson, M. (1980). Metaphors we live by. University of Chicago Press.
  • Lakoff, G. y Turner, M. (1989). More than cool reason: A field guide to poetic metaphor. University of Chicago Press.
  • Langacker, R. (2008). Cognitive grammar. A basic introduction. Oxford University Press. Recuperado de: books.google.es
  • Langacker, R. (1991). Foundations of cognitive grammar. Stanford University Press.
  • Shapiro, L. (2011). Embodied cognition. Routledge Taylor & Francis.
  • Tomasello, M. (2007). Cognitive linguistics and first language adquisition. En: D. Geeraerts y H. Cuyckens (Eds.), The Oxford handbook of cognitive linguistics (pp. 1092-1112). Oxford University Press.
  • Turner, M. (2007). Conceptual integration. En: D. Geeraerts y H. Cuyckens (Eds.), The Oxford handbook of cognitive linguistics (pp. 377-393). Oxford University Press.
Stefano Gissi
Licenciado en Psicología por la Universidad Alberto Hurtado (Chile). Magíster en Filosofía de la Mente, el Lenguaje y la Cognición en la misma Universidad. Experiencia de trabajo como psicoterapeuta, atendiendo a población infantil, personas adultas y parejas.

Artículos diarios sobre psicología, neurociencias y salud para profesionales, estudiantes y mentes inquietas

CONTENIDO RELACIONADO

Stefano Gissi
Licenciado en Psicología por la Universidad Alberto Hurtado (Chile). Magíster en Filosofía de la Mente, el Lenguaje y la Cognición en la misma Universidad. Experiencia de trabajo como psicoterapeuta, atendiendo a población infantil, personas adultas y parejas.