Psicología cognitiva: postulados básicos del cognitivismo

Con la revolución cognitiva, el conductismo dio paso a la psicología cognitiva como nuevo paradigma imperante en la comunidad científica.

La conducta, el comportamiento, la cognición y la emoción humana ha sido estudiado por la psicología desde distintas perspectivas epistemológicas. Modelos como el conductismo sostienen que el individuo está conformado por la influencia del ambiente, mientras que la corriente psicoanalítica creía que la personalidad estaba motivada por impulsos biológicos innatos. En medio de este determinismo dicotómico, surgió una corriente psicológica que hizo de la cognición humana su objeto de estudio: la psicología cognitiva.

Contenidos relacionados:

¿Qué es la psicología cognitiva?

De acuerdo a este enfoque, los seres humanos son algo más que máquinas pasivas regidas por impulsos internos o influencias externas. Por el contrario, son seres racionales, activos, alertas y competentes (Craig, 1998). De esta forma, los individuos no solo recibirían información, sino también la procesarían proactividamente, creando su propia realidad.

Actualmente, la psicología cognitiva es considerada como algo más que un enfoque psicológico; siendo reconocida como la rama de la psicología que estudia los procesos que permiten a los seres humanos conocer el mundo y elaborar conocimiento a partir de él (Vásquez, 2015).

La psicología cognitiva estudia al ser humano a partir de una visión específica de su objeto de investigación. Algunas de las características de este enfoque son:

  • Cada individuo es el pensador y el creador de su propia realidad.
  • Las personas no solo responden a los estímulos del medio, sino que les dan estructura y sentido.
  • Los humanos son seres integrados que pueden planear y pensar sus problemas.
  • Cuando la gente resuelve problemas lo hace motivada por su propia y básica competencia.
  • El entendimiento, las creencias, las actitudes y los valores tienen una importante función en la conducta.

(Craig, 1998).

Las teorías dentro de la psicología cognitiva

La psicología cognitiva parte de postulados específicos y tiene un objeto de estudio claro. No obstante, existen diferentes visiones dentro de ella, en relación con el desarrollo de los distintos fenómenos cognitivos. Las tendencias más representativas son las siguientes:

  • Desarrollo estructurado: los seguidores de esta corriente consideran que el desarrollo cognitivo consiste en estructuras mentales genéticamente programadas. Estas evolucionan conforme los sujetos crecen y maduran, cruzando por etapas específicas en momentos determinados de la vida. El representante más importante y conocido de esta tendencia fue Jean Piaget.
  • Teoría del procesamiento de la información: los teóricos de esta corriente comparan la mente humana con el desempeño de una computadora en la forma que recibe, analiza y almacena información. Piensan que el desarrollo cognitivo del ser humano es un proceso continuo y que no está formado por etapas.
  • Corriente de la cognición social: defienden que los seres humanos son seres sociales y que el desarrollo de las habilidades cognitivas desde la infancia está vinculado a la interacción con las personas adultas o más experimentadas. El representante más notable de esta tendencia fue Lev Vygotsky.

(Craig, 2009).

Dimensiones de estudio

Siendo los procesos mentales el objeto de estudio de la psicología cognitiva, existen distintas dimensiones que se han transformado en sus principales áreas de trabajo:

  • Percepción: cómo se recibe la información a través de los sentidos y como esta es procesada e interpretada.
  • Memoria: cómo se codifica, almacena y recupera la información recibida.
  • Atención: la capacidad de concentrar las capacidades cognitivas al realizar una tarea.
  • Razonamiento: la actividad mental vinculada al procesamiento y comprensión de la información, involucrando estructuras lógicas
  • Lenguaje: formas de comunicación verbal y no verbal, por medio de sistemas de unidades discretas con reglas de combinación que producen un número infinito de enunciados.
  • Toma de decisiones: proceso cognitivo que implica la selección de una creencia, afirmación o acción entre varias posibilidades.
  • Motivación: proceso que dirige, instiga y mantiene a un sujeto a realizar una actividad.
  • Emoción: el abordaje cognitivo del procesamiento de la información influye en las respuestas emocionales.

(Vásquez, 2015).

Métodos en psicología cognitiva experimental

Uno de los obstáculos más grandes a los que se enfrenta la psicología cognitiva es que los procesos cognitivos no son observables. Por lo tanto, esta debe servirse de una metodología que le permita estudiar las representaciones mentales a partir de sus respuestas al interactuar con el mundo observable. Algunos de los métodos más utilizados por la psicología cognitiva son:

  • Tiempo de reacción: la medición del tiempo transcurrido entre la exposición del sujeto de estudio a un estímulo y su respuesta.
  • Confrontación de estímulos: presentar un estímulo ligado a otro que lo contradiga. Por ejemplo, la palabra rojo en letras azules.
  • Facilitación: brindar un estímulo determinado antes de otro para observar como el primero influye en el rendimiento cognitivo del segundo.
  • Técnicas de multitarea: analizar cómo las personas procesan la información realizando dos tareas al mismo tiempo y, de esta forma, ver si el procesamiento de las mismas puede ser realizado en paralelo y cuáles son los límites de la capacidad humana para actuar simultáneamente.

(Vásquez, 2015).

Metáforas para el estudio de las funciones cognitivas

La psicología cognitiva se ha planteado diferentes metáforas para el estudio de la mente que le han servido para consolidarse como una disciplina. Dichos modelos se han transformado en posturas paradigmáticas dentro de los círculos académicos y de investigación. Estos son:

  • Del computador: en ella se entiende a la mente como un ordenador capaz de recibir, guardar, recuperar y manejar información, con el fin de adaptarse al medio.
  • Del cerebro: toma como modelo el funcionamiento de las neuronas y sus procesos de activación e inhibición. De esta forma, la información no es procesada de forma sucesiva sino simultanea a partir de un esquema de redes en línea y paralelo.
  • Narrativa: proviene de una orientación cultural y en ella la mente se parece más a una función generadora de historias que a una computadora.

Psicología cognitiva y terapia cognitiva

Los principios de la psicología cognitiva han sido llevados al terreno de la intervención terapéutica creando tratamientos dirigidos a las necesidades de diferentes individuos. Una de las grandes ventajas que este tipo de modelos brinda al campo de la psicología clínica y de la salud es su capacidad de trabajar de manera conjunta con otros enfoques, así como el de adaptarse a las condiciones específicas de los pacientes y las problemáticas abordadas.

Las terapias con base cognitiva sirven a una gran variedad de poblaciones, incluyendo niños y niñas, adolescentes, personas adultas y mayores. Además, al combinarse con otras técnicas son capaces de adaptarse a distintos formatos de terapia como: individual, de pareja, familiar, escolar y organizacional.

La psicoterapia cognitiva se ha aplicado con éxito en los siguientes problemas, trastornos y desórdenes psicológicos:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Desordenes de personalidad
  • Abuso de sustancias
  • Problemas relacionados a la salud
  • Conductas violentas y agresividad
  • Rendimiento académico
  • Problemas de relación
  • Regulación de emociones
  • Manejo del estrés
  • Problemas de la vida diaria

(Asociación Americana de Psicología, 2008).

La práctica de la psicología cognitiva

Analizando los principios de la psicología cognitiva es posible darse cuenta de su enorme valor para el desarrollo y práctica de la psicología. Esta corriente es algo más que un paradigma de estudio o una metodología clínica. Es, además, una de las fuentes de evidencia científica más importantes para la disciplina en las últimas décadas. El uso de tecnología médica y técnicas afines, así como la inclusión del conocimiento proveniente de otros enfoques, le ha permitido lograr algo que ningún otro enfoque había podido antes: ratificar la calidad de la psicología como una ciencia, sin subestimar la complejidad del ser humano.

Referencias:

  • Behavioral and Cognitive Psychology, apa.org, recuperado de: www.apa.org
  • Craig, G., Baucum, D. (2009) Desarrollo Psicológico, México, Prentice Hall
  • Craig, G., Woolfolk, A. (1998) Manual de Psicología y Desarrollo Educativo, México, Prentice Hall Hispanoamericana, S. A.
  • Vásquez, A. (2015) Manual de Introducción a la Psicología Cognitiva, Comisión sectorial de enseñanza, Recuperado de: cognicion.psico.edu.uy
R. Mauricio Sánchez
R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México. Experiencia docente y en atención clínica, en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.

Artículos diarios sobre psicología, neurociencias y salud para profesionales, estudiantes y mentes inquietas

CONTENIDO RELACIONADO

R. Mauricio Sánchez
R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México. Experiencia docente y en atención clínica, en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.

Técnicas de selección de personal en RRHH

La elección de nuevos empleados y empleadas es una de las tareas principales desarrolladas por el departamento de Recursos Humanos. Se trata...

Falta de sueño: consecuencias físicas y psíquicas

La falta de sueño en un problema de salud cada día más serio. Por un lado, el ritmo acelerado que caracteriza a...

Inteligencia artificial aplicada a la selección de personal

El arribo de la llamada cuarta revolución industrial ha significado la introducción de una gran cantidad de innovaciones tecnológicas en todas las...