Lev Vygotsky: fundador de la psicología histórico-cultural

El trabajo de Lev Vygotsky es uno de los más influyentes en el ámbito de la psicología y la educación contemporáneas.

Sin lugar a dudas, el psicólogo ruso Lev Vygotsky es una de las figuras más influyentes en el desarrollo de la psicología contemporánea. Sus ideas, desarrolladas a principios del siglo pasado, desafiaron las concepciones convencionales sobre el desarrollo infantil, al proponer que los desafíos en el análisis psicológico de la enseñanza no pueden resolverse o formularse adecuadamente, sin situar la relación entre aprendizaje y desarrollo en el contexto específico de los niños y niñas en edad escolar. De esta manera, Vygotsky cuestionó la noción de que el aprendizaje debe ajustarse al nivel evolutivo de las y los menores para ser efectivo, abriendo así nuevas puertas a la comprensión de los procesos cognitivos y formativos.

Contenidos relacionados:

A continuación, abordaremos la vida y obra de este importante autor, explorando sus contribuciones esenciales a la teoría del desarrollo individual. Las cuales, han moldeado nuestras percepciones y enfoques en la educación y la comprensión de la psique humana.

¿Quién fue Lev Vygotsky?

Lev Semionovich Vygotsky, nació en noviembre de 1896, en Orsha, en la región oeste de Bielorrusia del Imperio Ruso.

Su carrera académica se inició en 1913, cuando ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad de Moscú y a la Facultad de Historia y Filosofía en la Universidad de Shaniavski. Su formación dentro de esta institución abarcó diversas disciplinas, como derecho, filosofía, psicología, estética y crítica literaria. Esta amplia base académica se reflejó en sus contribuciones multifacéticas a lo largo de su carrera.

Tras obtener diplomas en dos universidades de Moscú, Vygotsky regresó a Gomel en 1917 y comenzó a impartir clases en el ámbito educativo. Su labor como profesor de literatura y psicología, así como la creación de un laboratorio especializado en psicología, sentaron las bases para sus futuras investigaciones.

En 1924, tras trasladarse a Moscú, Vygotsky centró sus estudios en los problemas de la psicología teórica y la discapacidad en el Instituto de Pedagogía. A lo largo de los años 20 y principios de los 30, dictó cursos en diversas universidades y dirigió un grupo científico en rápido crecimiento, conformando lo que más tarde sería conocido como la Escuela de Psicología Soviética.

En 1925, Vygotsky defendió una tesis dedicada a la psicología del arte, un tema que había investigado desde sus años de estudio.

El período más creativo de Vygotsky, entre 1927 y 1928, se caracterizó por la colaboración con un grupo de jóvenes investigadores, entre ellos Leontiev y Luria. Juntos, llevaron a cabo investigaciones experimentales que condujeron a la formulación de su teoría del desarrollo psicológico.

Finalmente, el 11 de julio de 1934, a la edad de 38 años, Vygotsky sucumbió a un ataque agudo de tuberculosis en Moscú, una enfermedad con la que lidiaba desde muy joven (Davídov, 1997).

Teoría sociocultural de Vygotsky

La teoría sociocultural de Vygotsky desafía la noción tradicional de que el desarrollo cognitivo ocurre de manera autónoma y natural en niños y niñas. Por el contrario, esta postura propone que el desarrollo psicológico no está sujeto a leyes biológicas, sino a las leyes del desarrollo histórico-cultural. Así, la cultura, transmitida a través de la educación y la enseñanza, sería el vehículo principal para la apropiación de la experiencia cultural humana y el consecuente desarrollo individual (Martínez, et.al, 2020).

Según Vygotsky, el desarrollo ontogenético de la psique humana se moldearía a través de la apropiación de las formas histórico-sociales de la cultura. Este enfoque resalta la importancia de analizar la vida de una persona y las condiciones reales de su existencia para comprender su evolución cognitiva (Chávez, 2001).

Como parte de su teoría, Vygotsky propone la ley genética general del desarrollo psíquico. Esta establece que todas las funciones cognitivas aparecen primero en el plano social, y luego en el psicológico. El proceso de internalización implica la transformación ‘de afuera hacia adentro’ de las estructuras y funciones mentales (Vygotsky, 1978).

Esta teoría parte de la premisa de que las y los niños son seres sociales que aprenden y desarrollan sus habilidades a través de la interacción con otros, especialmente adultos y compañeros mayores. En este sentido, el aprendizaje se concibe como un proceso en el que individuos con mayor conocimiento sirven como guías para comprender el mundo y adquirir habilidades (Craig, Baucum, 2009).

Vygotsky no solo se interesó en el desarrollo cognitivo en un contexto social, sino también en el desarrollo histórico del conocimiento y la comprensión de la comunidad. Su teoría abordó cómo las personas dan sentido colectivamente a su mundo, incorporando elementos de sociología, antropología e historia al estudio del desarrollo individual (Craig, Baucum, 2009).

Desarrollo cognitivo según Vygotsky

Según Lev Vygotsky, todas las funciones psicológicas humanas comparten ciertas características esenciales: estructura mediatizada, carácter consciente y voluntario, y génesis social.

La estructura mediatizada implicaría que las funciones psicológicas no son procesos naturales, sino que se apoyan en medios, ya sean externos o internos, que son productos de la cultura humana. Dichos medios se dividen en dos grupos: externos, como instrumentos para transformar la realidad, e internos o signos, que actúan en la transformación del comportamiento humano. La significación, según Vygotsky, es la clave que determina la psique humana, siendo los signos internos elementos que respaldan la memoria y el pensamiento. Por ejemplo, la memoria se mediatiza a través del lenguaje y el pensamiento.

Vygotsky destaca que las funciones psicológicas no existen de manera aislada y estática; más bien, forman un sistema dinámico donde todas participan simultáneamente, dependiendo de la situación concreta. De esta manera, observa que, durante las primeras etapas del desarrollo de las y los niños, la percepción juega un papel central. Posteriormente, la memoria toma protagonismo hasta la etapa escolar, donde el pensamiento reemplaza a la memoria como función predominante. Vygotsky argumenta que la dificultad en la relación entre el pensamiento concreto y abstracto radica en la relación entre la memoria y el pensamiento.

Eventualmente, con la adquisición del lenguaje escrito, se presentaría un nuevo cambio en el ordenamiento dinámico de los procesos psicológicos, donde el pensamiento sustituye a la memoria como función predominante.

De acuerdo a Vygotsky, todas las funciones psicológicas superiores comparten la estructura sistémica y las características de ser conscientes, voluntarias y mediatizadas. Mismas que se dividirían en dos grupos: las básicas y necesarias (memoria, atención, lenguaje y pensamiento) y las más complejas (lectura, escritura y cálculo) que requieren la colaboración de varias funciones de manera sistémica (Martínez, et.al 2020).

Aprendizaje y zona de desarrollo próximo

Lev Vygotsky pensaba que la educación y la enseñanza no solo reflejaban el desarrollo de una o un individuo, sino que actúan como fuerzas propulsoras que pueden influir directamente en dicho desarrollo (Martínez, et.al 2020).

De acuerdo a Vygotsky, es posible distinguir dos niveles en el desarrollo cognitivo:

  • Real: determinado por la solución independiente de problemas.
  • Potencial: determinado por el tipo de problemas que una niña o niño puede resolver bajo la guía de adultos o en colaboración con compañeros más capaces.

(Vygotsky, 1978).

En este modelo, la distancia entre el nivel de desarrollo real y el nivel del desarrollo potencial de cada persona se denominaría zona de desarrollo próximo. El conocimiento de esta dimensión, determinaría el grado en que las y los niños pueden desarrollarse rápidamente bajo la guía social, en comparación con lo que lo harían por cuenta propia (Vygotsky, 1978).

De esta manera, Vygotsky propone que la instrucción debe centrarse no solo en el nivel de desarrollo real del individuo, sino también en su potencial de desarrollo. La planificación educativa, al considerar la zona de desarrollo próximo, busca sacar provecho del desarrollo futuro de la o el estudiante. Por lo tanto, dicha zona se convierte en un indicador fundamental para diseñar estrategias educativas efectivas (Caro, et.al 2012).

Desarrollo del lenguaje de acuerdo a Vygotsky

Lev Vygotsky atribuyó al lenguaje un papel central en el desarrollo de las facultades cognitivas de las y los individuos. Según su teoría, el lenguaje no solo cumple funciones comunicativas, sino que desempeña un papel fundamental en procesos como la percepción, el uso cognitivo de signos y herramientas, la escritura y el juego (Chávez, 2001).

Vygotsky sostiene que, en las etapas iniciales del desarrollo, el lenguaje y la actividad práctica evolucionan de manera independiente para converger posteriormente. Esta convergencia da lugar al lenguaje racional y al pensamiento verbal, marcando un momento en el cual el desarrollo se vuelve sociohistórico. En esta fase, las personas internalizan las significaciones generadas por la sociedad a lo largo de su historia a través del lenguaje racional (Vygotsky, 1995).

Así mismo, Vygotsky postula que el lenguaje, al proporcionar la capacidad de operar mentalmente los objetos, precede al pensamiento e influye en su naturaleza. A medida que la conducta se vuelve más compleja, la importancia del rol del lenguaje aumenta, y el habla y la acción se ven intrínsecamente conectadas (Chávez, 2001).

De esta manera, Vygotsky introduce la noción de que el lenguaje es una ‘herramienta’ en la determinación social de la conducta. Por lo tanto, sugiere que el desarrollo infantil se dirige de lo social a lo individual. Es decir, la primera función del lenguaje es la comunicación y el contacto social (Chávez, 2001).

Principales obras de Lev Vygotsky

Lev Vygotsky, contribuyó significativamente al campo de la psicología con sus ideas innovadoras y su enfoque en la interacción social y la cultura en el desarrollo cognitivo. A continuación, se presenta una lista de algunas de sus principales obras:

  • Psicología, pedagogía (1925): aborda temas fundamentales de psicología y pedagogía, marcando uno de los primeros trabajos de Vygotsky en estos campos.
  • Pedología, de los años escolares (1928): se centra en la pedología, contribuyendo al entendimiento de la psicología infantil.
  • Pedología del adolescente (1930): se adentra en la pedología específica de la adolescencia, ofreciendo perspectivas valiosas sobre el desarrollo durante esta etapa crucial.
  • Estudios de la historia del comportamiento (1930): en colaboración con Luria, este trabajo explora los estudios de la historia del comportamiento, proporcionando una visión detallada y colaborativa de estos temas.
  • Imaginación y creatividad durante los años de escuela (1931): se enfoca en la imaginación y la creatividad durante los años escolares, destacando la importancia de estos aspectos en el desarrollo cognitivo.
  • Psicología del Arte (Tesis 1925): examina la psicología del arte, reflejando su interés en la conexión entre el arte y la psique.
  • Significación de la crisis psicológica (1927, publicado 1982): aborda la significación histórica de la crisis psicológica, mostrando la preocupación de Vygotsky por los aspectos históricos y culturales del desarrollo.
  • Pensamiento y lenguaje (1932): destaca la relación entre el pensamiento y el lenguaje, explorando la importancia de esta conexión en el desarrollo cognitivo.
  • Desarrollo mental del niño durante sus estudios (1935): esta obra recopila artículos diversos de Vygotsky, abordando temas relacionados con el desarrollo mental de niños y niñas durante su período educativo.

Censura del trabajo de Vygotsky

A pesar de sus contribuciones significativas a la psicología y la educación, Lev Vygotsky enfrentó censura y represión ideológica en varios momentos de su carrera y después de su muerte. Esta oposición se debió principalmente a las tensiones ideológicas y políticas de la época, marcadas por la Revolución de Octubre. Las críticas se centraron en la supuesta mezcla de elementos conductistas y psicoanalíticos en sus teorías. Las autoridades leninistas desconfiaban de las teorías consideradas idealistas y pequeñoburguesas, y las purgas afectaron a Vygotsky y a otros psicólogos (Davídov, 1997).

Una de las obras más afectadas fue su libro ‘Pensamiento y Lenguaje, el cual fue censurado en su primera publicación en ruso en 1934. En 1956, se publicó una segunda edición de este libro, a cargo de A. N. Leontiev, A. R. Luria y G. L. Vigódskaia, la hija de Vygotsky. Sin embargo, a pesar de los intentos de rehabilitar al autor, el texto original aún se consideraba inconveniente para los intereses del Partido Comunista. Durante la época postestalinista, se aplicó una censura más sutil y selectiva, eliminando pasajes, notas y libros citados en la bibliografía. No fue hasta 1996 que se editó una versión que reproducía el manuscrito original. En 2001, la Editorial Labirint publicó una sexta edición revisada y corregida, que reprodujo la edición del manuscrito original, respetando el orden dado por Vygotsky en los capítulos (Martínez, et.al 2020).

Las críticas hacia la teoría del desarrollo sociohistórico de Vygotsky, considerándola idealista y subjetivista, persistieron en la Revista Paidología en 1932. A pesar de que Vygotsky evolucionó hacia una perspectiva sociocultural, las acusaciones continuaron, y sus obras fueron objeto de censura y represión incluso después de su muerte (Davídov, 1997).

Valor del trabajo de Lev Vygotsky

El trabajo de Lev Vygotsky ha dejado un impacto significativo en la psicología, la educación y la ciencia en general, consolidándose como una influencia fundamental en estos campos. La teoría sociocultural de Vygotsky, con su énfasis en la interacción social y el papel crucial de la cultura, ha contribuido de manera notable al entendimiento del desarrollo cognitivo, la educación y la formación de la personalidad.

Una de las fortalezas más destacadas de la teoría de Vygotsky radica en su respeto hacia la diversidad cultural e individual. Promueve el desarrollo personal y colectivo, fomentando la formación de individuos críticos y creativos capaces de impulsar las transformaciones necesarias en la sociedad. Esta perspectiva integradora y respetuosa hacia las diferencias individuales ha sido clave para su relevancia en contextos diversos (Chávez, 2001).

Por otro lado, en el ámbito educativo, el modelo de Vygotsky ha tenido un impacto especial al destacar que el aprendizaje, la comunicación y la resolución de problemas ocurren dentro de un contexto social. Esta comprensión ha llevado a que los educadores consideren factores más allá del proceso de instrucción al abordar problemas de aprendizaje. El enfoque ‘vygotskyano’ proporciona parámetros claros para la intervención educativa al reconocer la importancia del entorno social, el contexto familiar y la influencia de los medios (Craig, Baucum, 2009).

Así mismo, en el ámbito de la discapacidad, Vygotsky ha proporcionado una perspectiva innovadora al resaltar la posibilidad de compensar los defectos sensoriales y mentales a través del desarrollo de funciones psicológicas superiores, en lugar de centrarse solo en las funciones directamente afectadas. Su teoría sobre la localización de las funciones psicológicas en el córtex ha dado lugar a avances significativos en la neuropsicología (Davídov, 1997).

Conclusión

En conclusión, la influencia de Lev Vygotsky en el campo de la psicología y la educación es definitiva. Su teoría sociocultural, enfocada en la interacción social y el papel fundamental de la cultura en el desarrollo cognitivo, ha dejado una huella duradera en la comprensión de cómo aprendemos y nos desarrollamos como individuos.

Por otro lado, Vygotsky no solo destacó la importancia del lenguaje en la construcción del pensamiento y la conciencia, sino que también abogó por un enfoque educativo que considere el contexto social y cultural como elementos clave en el proceso de aprendizaje. Su visión respetuosa hacia la diversidad individual y cultural ofrece una perspectiva valiosa para la formación de individuos críticos y creativos, capaces de contribuir a transformaciones sociales significativas.

A pesar de enfrentar censuras y críticas políticas durante y después de su vida, las ideas de Vygotsky continúan siendo fuente de inspiración para educadores, psicólogos y científicos. Debido a todo esto, es posible afirmar sin ninguna duda que Vygotsky ha dejado una marca indeleble en la comprensión de la mente y el aprendizaje humanos, recordándonos la intrincada relación entre la sociedad, la cultura y el desarrollo individual.Principio del formulario

Referencias:

  • Caro, D., Leconte, N., Rueda, M., Tovar, M. (2012). Desarrollo Humano. Universidad de la Sabana. intellectum.unisabana.edu.co
  • Chávez, A. (2001). Implicaciones educativas de la teoría sociocultural de Vygotsky. Educación, volumen (25), número (2), pp. 59-65. redalyc.org
  • Craig, G., Baucum, D. (2009). Desarrollo Psicológico. Ciudad de México, México. Prentice Hall.
  • Dávidov, V. (1997). Lev Semionovitsch Vygotsky: Información Biográfica. Revista Colombiana de Psicología. dialnet.unirioja.es
  • Martínez, P., Herrera, A., Parra, N., Aristizábal, J., Arístides, O. (2020). Una historia de las Ciencias de la conducta. Editorial Centro de Estudios Sociales de América Latina.
  • Vygotsky, L. (1978). El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Crítica.  terras.edu.ar
  • Vygotsky, L. (1995). Pensamiento y Lenguaje. Ediciones Fausto [Documento PDF].
R. Mauricio Sánchez
R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la UAEMex (México). Experiencia docente y en atención clínica en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Editor adjunto y redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.

Artículos diarios sobre psicología, neurociencias y salud para profesionales, estudiantes y mentes inquietas

CONTENIDO RELACIONADO

R. Mauricio Sánchez
R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la UAEMex (México). Experiencia docente y en atención clínica en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Editor adjunto y redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.