Las dimensiones de la personalidad de Eysenck

La teoría de las dimensiones de la personalidad de Hans Eysenck es una de las propuestas más influyentes en el estudio de la personalidad.

Los seres humanos son entidades complejas que se distinguen entre sí por sus atributos físicos y psicológicos. Cada persona constituye en sí misma una convergencia especial de estas propiedades, lo que la hace única entre las demás. Dentro de ellas, una de las dimensiones más fascinantes para los científicos y profesionales de la salud mental es la personalidad. Esta ha sido objeto de estudio en las investigaciones del comportamiento miles de años antes de que la psicología se consolidara como una disciplina científico (Schmidt, et.al 2010). En este artículo repasamos la teoría de las dimensiones de la personalidad de Eysenck.

Contenidos relacionados:

La personalidad y su estudio

Es posible definir la personalidad como el conjunto de aspectos relativamente estables en cada individuo que lo distinguen de los demás, haciéndolo susceptible de comparación (Sahili, 2010).

En la actualidad, existen dos grandes posturas a partir de las cuales se estudia el fenómeno de la personalidad:

  • Teoría de los tipos o de los rasgos: considera que la personalidad está constituida por elementos definidos relativamente estables, cuya presencia, dimensión e interacción determina las diferencias entre los individuos.
  • Visión idiográfica: considera que cada individuo tiene características únicas que escapan a la categorización. Por lo tanto, se centra en investigar los procesos que generan una personalidad determinada en relación a la vida y circunstancias de cada persona.

El trabajo sobre las dimensiones de la personalidad de Hans Eysenck es uno de los representantes más importantes de la teoría de los rasgos.

La personalidad según Eysenck

Hans J. Eysenck fue uno de los psicólogos más influyentes de siglo XX. Su trabajo se caracterizó por adoptar una aproximación científica en el estudio de la personalidad. Para ello, enfatizó la integración de la teoría psicológica básica con el estudio experimental de las diferencias individuales (Revelle, 2014).

Eysenck define la personalidad como: ‘Una organización más o menos estable y duradera del carácter, temperamento, intelecto y físico de una persona que determina su adaptación única al ambiente…’. Entendiendo los atributos de la siguiente forma:

  • Carácter: la conducta conativa o la voluntad de una persona.
  • Temperamento: la conducta afectiva o emoción.
  • Intelecto: la conducta cognitiva o inteligencia.
  • Físico: La configuración corporal y la dotación neuroendocrina.

(citado por Schmidt, et.al 2010).

Las dimensiones de la personalidad de Eysenck

El trabajo de Eysenck sobre la personalidad es uno de los más respetados y aceptados por profesionales de la conducta y la salud mental. Esto es debido a que plantea una explicación sistemática del origen y desarrollo de este constructo, tomando en cuenta, tanto factores biológicos como ambientales. Además, define la personalidad a partir de distintas dimensiones que permiten su medición y categorización.

Las características que definen la teoría de Eysenck sobre las dimensiones de la personalidad son:

  • Es una teoría dimensional: Los rasgos son dimensiones continuas sobre las que puede disponerse cuantitativamente. Es decir, pueden ser medidas, estableciendo diferencias entre los individuos.
  • Se apoya en un modelo psicobiológico: Cada individuo nace con una estructura cerebral particular que lo predispone a desarrollar un tipo específico de personalidad. Sin embargo, la influencia del ambiente y las relaciones interpersonales en la vida de cada individuo determinan la forma en que esta se expresa.
  • Es una teoría disposicional: Existen disposiciones o rasgos que dan estabilidad y consistencia a las acciones, las reacciones emocionales y los estilos cognitivos de los sujetos.
  • Es una propuesta basada en la psicofisiología de la personalidad: Cada dimensión planteada por Eysenck fue estudiada y explicada en términos de la biología del cerebro. De tal forma, que a cada una de ellas es considerada el producto de un proceso neurológico distinto.

(Matthewsa, Gilliland, 1999) (Schmidt, et.al 2010).

Dimensiones de la personalidad E, N y P

De acuerdo a esta teoría, las personas pueden ser descritas a partir de tres dimensiones o suprafactores:

  • Extraversión (E): Una persona extravertida suele ser sociable, vivaz, activa, asertiva, buscadora de sensaciones socializadas, despreocupada, dominante, espontánea y aventurera. Sin embargo, una persona con una puntuación baja en este rasgo se le considera tranquila, poco sociable, reservada, reflexiva y pesimista.
  • Neuroticismo (N): Es una dimensión relacionada con las afecciones neuróticas, como la ansiedad y los trastornos del estado de ánimo. Por lo tanto, un individuo con alto N es: ansioso, deprimido, tenso, irracional, tímido, triste, emotivo, con baja autoestima y sentimientos de culpa. Mientras que alguien con un puntaje bajo posee un alto grado de control emocional.
  • Psicoticismo (P):  Una persona con alto P es: agresiva, hostil, fría, egocéntrica, impersonal, impulsiva, antisocial, creativa, rígida y poco empática. En el otro extremo, un individuo con bajo P es: altruista, empático, responsable, socializado y convencional.

Estas tres dimensiones son tratadas como categorías no excluyentes, lo que significa que todo sujeto puede ubicarse en el continuo representado por las mismas (Schmidt, et.al 2010).

Legado

La teoría de las dimensiones de la personalidad de Eysenck no está libre de críticas. Sin embargo, es indudable que ha cimentado las bases para el estudio científico de la personalidad. Por un lado, ha sido la fuente de instrumentos psicométricos que se ha normalizado y adaptado a muy distintas poblaciones en todo el mundo. Además, la claridad de sus postulados y, sobre todo, su empeño en construirse y crecer a partir de trabajos experimentales, le ha dado un lugar exclusivo en el estudio de la personalidad. De esta forma, se hace evidente que la aportación de Hans Eysenck no se limita a su particular respuesta a la búsqueda de una explicación de la personalidad, sino que se extiende a realizar algunas de las preguntas correctas que forman el camino de los investigadores en psicología actuales y del futuro.

Bibliografía:

R. Mauricio Sánchez
R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México. Experiencia docente y en atención clínica, en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.

Artículos diarios sobre psicología, neurociencias y salud para profesionales, estudiantes y mentes inquietas

CONTENIDO RELACIONADO

R. Mauricio Sánchez
R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México. Experiencia docente y en atención clínica, en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.

Técnicas de selección de personal en RRHH

La elección de nuevos empleados y empleadas es una de las tareas principales desarrolladas por el departamento de Recursos Humanos. Se trata...

Falta de sueño: consecuencias físicas y psíquicas

La falta de sueño en un problema de salud cada día más serio. Por un lado, el ritmo acelerado que caracteriza a...

Inteligencia artificial aplicada a la selección de personal

El arribo de la llamada cuarta revolución industrial ha significado la introducción de una gran cantidad de innovaciones tecnológicas en todas las...