¿Cociente intelectual o ‘coeficiente intelectual’?

Aunque la RAE diga lo contrario, aclaramos por qué es incorrecto decir 'coeficiente intelectual' cuando hablamos del CI -cociente intelectual-.

Es habitual que, a través de los medios de comunicación, escuchemos expresiones como ‘cociente intelectual‘ o ‘coeficiente intelectual‘, empleadas de forma indistinta y referidas a la evaluación psicométrica de la inteligencia. Eso no solo un error habitual en personas sin formación especializada, sino que también afecta a profesionales de la psicología y la educación -e incluso a instituciones-. Solo por poner un ejemplo; el artículo de Cociente intelectual en Wikipedia, utiliza los términos cociente intelectual y ‘coeficiente intelectual’ como si fueran sinónimos. Es muy importante recordar que Wikipedia es el tercer sitio web más visitado del mundo, con la friolera de 35,7 millones de visitas al día (Yahoo! Noticias, 2020).

Por si fuera poco, el popular servicio de la Agencia Efe y la RAE, ‘FundéuRAE‘, comete el mismo error, asegurando, en su ‘buscador urgente de dudas’, que ambas expresiones -cociente intelectual y ‘coeficiente intelectual’- son correctas (FundéuRAE, 2007).

Contenidos relacionados:

Aunque la confusión entre las palabras cociente y ‘coeficiente’ pareciera una cuestión léxica menor; el uso inadecuado de estos términos es un asunto realmente importante, ya que las puntuaciones de cociente intelectual se utilizan, en muchas ocasiones, para tomar decisiones importantes en relación con la vida de muchas personas; ya sea en el ámbito clínico, laboral o académico.

Por esta razón, se considera esencial explicitar que es incorrecto decir ‘coeficiente intelectual’, cuando nos queremos referir al cociente intelectual -CI-. A continuación, aclaramos por qué la expresión correcta es cociente intelectual.

¿Qué significan cociente y coeficiente?

Antes de profundizar en el uso del cociente intelectual para evaluar la capacidad cognitiva, es necesario precisar cuál es el significado de los términos cociente y coeficiente.

  • Un cociente es el resultado de la división de dos números. Por ejemplo, en la división 21÷3=7, el cociente sería 7, mientras que el dividendo sería 21 y el divisor 3.
  • El coeficiente es un número que multiplica a una literal o expresión. Por ejemplo, en 5x, el número 5 es el coeficiente.

(María, 2001).

Como es posible observar, ambos términos pertenecen operaciones matemáticas distintas, lo que hace evidente el error de utilizarlos como sinónimos.

La medición de la inteligencia a través del cociente intelectual

El CI -cociente intelectual- es una medición estándar de la inteligencia individual basada en los resultados de un test psicológico (Matsumoto, 2009).

En los inicios de la psicometría, esta dimensión era calculada dividiendo la edad mental -obtenida de la prueba- por la edad cronológica, para luego multiplicarla por 100. Sin embargo, este método fue remplazado posteriormente por la obtención de la desviación de CI, en donde los resultados de una persona son comparados con el rendimiento promedio de individuos en su rango de edad.

En este sentido, el CI promedio suele ser 100, con un poco más de dos tercios de todas las puntuaciones dentro de más o menos 15 puntos de la media. Usualmente, quienes se encuentren dentro de este rango -75 a 115-, poseerían una inteligencia promedio, mientras que aquellas personas que crucen dicho límite serían clasificadas como con deficiencias, en el caso de aquellas menores a 75, y como sobresalientes, cuando el límite de 115 haya sido rebasado (American Psychological Association, 2020).

Por su parte, las Escalas Wechsler, unas de las pruebas de inteligencia más populares en todo el mundo, considera rangos más definidos:

  • Muy superior: puntajes mayores a 130
  • Superior: de 120 a 129
  • Sobre el promedio: de 110 a 119
  • Promedio: 90 a 109
  • Bajo el promedio: 80 a 89
  • Limítrofe: 70 a 79
  • Muy bajo: puntuaciones menores de 70

(Wechsler, 2008).

Una gran cantidad de pruebas psicométricas obtienen el CI al integrar la evaluación de distintos procesos cognitivos en un solo resultado global. No obstante, algunos test son diseñados para medir escalas específicas como el CI verbal o el CI de rendimiento, permitiendo distinguir entre aquellas personas que son más aptas para uno u otro tipo de actividades (American Psychological Association, 2020).

¿Por qué se dice ‘cociente intelectual’ y es incorrecto decir ‘coeficiente intelectual’?

A pesar de la popularidad del término ‘coeficiente’, lo correcto es decir cociente intelectual. En muchos test psicológicos, sobre todo en aquellos desarrollados en los inicios de la evaluación psicométrica, el CI representaba una relación entre la edad mental -propuesta por Binet- y la edad cronológica. Stern propuso la idea de representar la relación multiplicando el resultado de ambas magnitudes por cien, con objeto de eliminar los decimales. No obstante, el puntaje de CI nunca fue un ‘coeficiente’, ya que el CI representaba cuánto se distanciaba el sujeto de lo esperable, pero no el número de veces que la inteligencia de la persona multiplicaba la de las personas de su misma edad cronológica -esto sí sería un coeficiente- (Centro Renzulli, 2017).

A mitad de siglo, en las escalas Wechsler de inteligencia, como WAIS o WISC, el CI se convirtió en una escala y dejó de expresar la relación entre las magnitudes edad mental y cronológica. De hecho, en la actualidad, el CI es básicamente una escala, cuya media y desviación típica son, por convención, igual a 100 y a 15 respectivamente (Centro Renzulli, 2017).

Por lo anterior el CI es una medición con valor propio y no multiplica expresión alguna, por lo que no funciona como un coeficiente. Referirse al cociente intelectual como ‘coeficiente intelectual’ sería por tanto un error semántico de conceptualización matemática.

Ahora bien, si el razonamiento a partir del significado real de los términos y la función que cumple el CI no son suficientes para justificar el uso de la expresión cociente intelectual por sobre la de ‘coeficiente intelectual’; bastará con remontarnos al origen del término, cuando a inicios del siglo XX, el psicólogo alemán William Stern articula el término ‘intelligenzquotient‘, que se traduce al inglés como ‘Intelligence quotient‘ (Matsumoto, 2009), el cual hace alusión a un cociente y no a un coeficiente.

Más allá de la controversia cociente intelectual vs ‘coeficiente intelectual’

A lo largo de los años, la noción de cociente intelectual -CI- ha recibido diversas críticas. Por un lado, existen importantes lagunas en torno a la naturaleza misma de la dimensión que esta medida representa; esto incluye el hecho de si esta escala dimensiona es una facultad hereditaria e inmutable, un aspecto potencial o una habilidad que puede desarrollarse (Hampshire, et.al 2012).

De igual forma, se ha puntualizado que los test de inteligencia solo miden ciertas habilidades o capacidades para aprender o trascender académicamente. Además, suelen ignorar diferencias culturales y de lenguaje entre los sujetos analizados, generando sesgos en los resultados (Matsumoto, 2009).

Debido a estas condiciones, algunos investigadores e investigadoras se han dado a la tarea de actualizar el estudio de la inteligencia a través del uso de nuevas tecnologías. De esta manera, y desde el ámbito de la investigación en neurociencias, se ha encontrado que existen distintas regiones del cerebro que se activan ante determinadas funciones cognitivas específicas, lo que implica que la inteligencia se encontraría integrada por distintos procesos psicológicos. Mismos que pueden estar desarrollados en diferente grado en una sola persona (Hampshire, et.al 2012).

Estos datos sugieren que la idea de que exista una sola medida de inteligencia, como el cociente intelectual, que contemple todas las diferencias de la capacidad cognitiva, podría ser, cuanto menos limitada. Situación que requeriría el desarrollo de nuevas formas e instrumentos de evaluación que consideren las particularidades y complejidades de aquellas personas que pretenden estudiar y definir.

Referencias:

  • American Psychological Association (2020) APA Dictionary of Psychology. Dictionary.apa.org. Recuperado de: dictionary.apa.org
  • Centro Renzulli (2017). ¿Cociente Intelectual o Coeficiente Intelectual?. Centro Renzulli. Recuperado de: centrorenzulli.es
  • FundéuRAE (2007) cociente intelectual / coeficiente intelectual. FundéuRAE . Recuperado de fundeu.es
  • Hampshire, A., Highfield, R., Parkin, B., Owen, A. (2012) Fractionating Human Intelligence. Neuron, volumen (76), número (6). DOI: doi.org Recuperado de: cell.com
  • María, J. (Trad.) (2001) Diccionario de matemáticas. Grupo Editorial Norma Educativa.
  • Matsumoto, D. (Ed.). (2009) The Cambridge Dictionary of Psychology. Cambridge University Press. Recuperado de: web20kmg.pbworks.com
  • Yahoo! Noticias (2020). Los 100 sitios web más visitados de 2020. Verizon Media. Recuperado de es.noticias.yahoo.com
  • Wechsler, D. Rosas, R. (2008) WAIS-IV Escala Weschler de Inteligencia para Adultos: Manual de
  • administración y corrección. Pearson Educación [Documento PDF]. Recuperado de docer.com.ar
R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la UAEMex (México). Experiencia docente y en atención clínica en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Editor adjunto y redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.

Artículos diarios sobre psicología, neurociencias y salud para profesionales, estudiantes y mentes inquietas

CONTENIDO RELACIONADO

R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la UAEMex (México). Experiencia docente y en atención clínica en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Editor adjunto y redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.