Contaminación ambiental y Alzheimer: factor de riesgo

Investigación relaciona la contaminación ambiental como factor de riesgo para el desarrollo de las enfermedades de Alzheimer y Párkinson.

La contaminación del aire representa un grave riesgo para la salud a nivel mundial. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la contaminación es responsable de alrededor de 4.2 millones de muertes prematuras en todo el planeta (OMS, 2018). Por lo general, esta se relaciona con padecimientos como accidentes cardiovasculares, cánceres de pulmón y neumopatías crónicas y agudas. No obstante, un grupo de investigadores de diferentes países ha encontrado pruebas de que la contaminación ambiental puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades como Alzheimer, Párkinson y trastornos de las neuronas motoras. Lo más alarmante, es que dichas evidencias fueron encontradas en el cerebro de niños, adolescentes y jóvenes.

Contenidos relacionados:

La investigación

El estudio fue un esfuerzo conjunto realizado por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad del Valle de México, la Universidad de Lancaster, la Universidad de Montana y el Instituto Nacional de Pediatría de la Ciudad de México, así como de colaboradores en los Estados Unidos de América, Alemania e India.

En dicho trabajo, se analizó el tallo cerebral de 186 jóvenes residentes de la Ciudad de México a través de estudios de neuroimagen. El rango de edad de la muestra fue bastante amplio, incluyendo sujetos de entre 11 meses hasta 27 años.

El tallo cerebral es una parte del cerebro que se encuentra en la zona posterior del mismo, conectando el sistema nervioso central con la médula espinal. Tiene funciones tan importantes como la regulación de la respiración y el ritmo cardiaco, así como nuestro sentido kinestésico y balance.

Resultados

Los autores encontraron marcadores o sellos neuropatológicos de enfermedades degenerativas como Alzheimer, Párkinson y trastornos de las neuronas motoras -TNM- en el tallo cerebral de los sujetos estudiados; y junto con ellos, se detectó la presencia de nanopartículas distintivas de hierro, aluminio y titanio. Esto, específicamente en la sustancia negra y el cerebelo. Esta composición es similar a la producida por automotores y sistemas de frenos durante los procesos de combustión y fricción.

Entre los marcadores detectados en el estudio se encuentran:

  • Crecimiento en células nerviosas.
  • Placas y ovillos formados por proteínas mal plegadas en el cerebro.
  • Daño en la sustancia negra, relacionado con el desarrollo de Parkinson.
  • Propagación anormal de proteínas ligada al desarrollo de trastornos en las neuronas motoras.

Las partículas ricas en metales mencionadas pueden causar inflamación e incluso promover la formación excesiva de oxígeno reactivo, mismo que puede ocasionar estrés oxidativo y la muerte eventual de las neuronas.

También fueron halladas partículas de titanio en las células nerviosas de la pared intestinal. Lo que sugiere que estas pudieron haber sido inhaladas para después llegar al cerebro por este medio.

La contaminación ambiental factor de riesgo para el desarrollo de Alzheimer, Párkinson y trastornos de las neuronas motoras

Estos hallazgos llevaron a los investigadores a concluir que la polución del aire característica de la Ciudad de México sería la responsable de la existencia de estos marcadores en el sistema nervioso de los niños y jóvenes estudiados. Lo que significaría que la contaminación ambiental sería un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades como Alzheimer y Parkinson.

Considerando la variedad en edades, orígenes y estilos de vida, el único factor común entre los sujetos estudiados es la exposición a altos niveles de polución del aire. Hecho que fortalece la teoría de la investigación.

Por otro lado, la comparación de estos resultados con los de muestras de control de personas que viven en áreas con contaminación relativamente baja y que no han desarrollado los mismos signos, es una prueba más de que la contaminación ambiental podría ser la responsable de los sellos neuropatológicos relacionados con el Alzheimer, Parkinson y los trastornos de las neuronas motoras.

Conclusión del estudio sobre la relación de la contaminación ambiental y Alzheimer

Todos estos resultados ponen de manifiesto el enorme peligro que la mala calidad del aire supone para el desarrollo integral de las personas, aún a muy corta edad. La contaminación ambiental constituiría un factor de riesgo para contraer enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

De esta forma, la contaminación ambiental suma a su larga lista de víctimas a la salud mental y neurológica, posicionándola como un problema aún más grave de lo que se imaginaba. Investigaciones como esta ponen en evidencia los riesgos que entrañan la indiferencia hacia el bienestar del medioambiente -y la falta de acción política y social-. Estos resultados son una muestra clara de que la destrucción paulatina del mundo que nos rodea significa, literalmente, destruirnos lentamente a nosotros y nosotras mismas.

Referencias:

  • Calderón, L., González, A., Reynoso, R., Hammond, J., Kulesza, R., Lachmann, I., Torres, R., Mukherjee, P., Maher, B. (2020) Quadruple abnormal protein aggregates in brainstem pathology and exogenous metal-rich magnetic nanoparticles (and engineered Ti-rich nanorods). The substantia nigrae is a very early target in young urbanites and the gastrointestinal tract a key brainstem. Environmental Research, DOI: 10.1016/j.envres.2020.110139
  • Organización Mundial de la Salud (2018) Calidad del aire y salud: Datos y cifras. Sitio mundial OMS who.int. Recuperado de: www.who.int
R. Mauricio Sánchez
R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México. Experiencia docente y en atención clínica, en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.

Artículos diarios sobre psicología, neurociencias y salud para profesionales, estudiantes y mentes inquietas

CONTENIDO RELACIONADO

R. Mauricio Sánchez
R. Mauricio Sánchez
Licenciado en Psicología por la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México. Experiencia docente y en atención clínica, en entidades privadas y públicas, como el Instituto de la Seguridad Social. Redactor especializado en Psicología en Mente y Ciencia.