‘Efecto Scully’: Cómo impulsó a la mujer en la ciencia

El personaje de Dana Scully -Expediente X-, incentivó la vocación científica a toda una generación de mujeres; fenómeno bautizado como 'Efecto Scully'.

En los años noventa, la serie de televisión Expediente X -‘The X Files’ o ‘Los Expedientes Secretos X’ en Latinoamérica- tuvo un enorme éxito, trascendiendo de la pantalla y convirtiéndose en un fenómeno cultural; todo ello, gracias a la compleja trama que exploraba casos sin resolver archivados por el FBI- y la química inigualable entre sus protagonistas Mulder y Scully. Sin embargo, no fue solo esto lo que la ha posicionado como un gran hito en la historia. Muchos años después, hemos podido ver la influencia que ha tenido el escepticismo de la racional agente Scully sobre la representación y motivación de las mujeres en la ciencia. Tanto es así que el fenómeno -que ha podido ser estudiado- se ha definido como ‘Efecto Scully‘.

Contenidos relacionados:

La brecha de género en ciencia y tecnología

Los datos acerca de mujeres dedicadas a las ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas -STEM- ponen de relieve una brecha de género muy amplia (González-Palencia y Jiménez, 2016) relacionada con el proceso de socialización diferencial y con la falta de difusión de referentes femeninos científicos y tecnológicos.

A pesar de las grandes exponentes en materia de la ciencia a lo largo de la historia –Marie Curie, Emmy Noether, Rita Levi-Montalcini, Dorothy Crowfoot Hodfkin, Kono Yasui, entre otras tantas-, en la actualidad, sigue siendo evidente que se continúan fortaleciendo estereotipos de género. Esto aleja el interés de las niñas por áreas profundamente masculinizadas como las matemáticas, la física, la química, y demás ramas de la ciencia (González-Palencia y Jiménez, 2016).

De acuerdo con los datos publicados por el Ministerio de Educación en España, en el año 2015, apenas el 26% de las personas matriculadas en áreas como informática y telecomunicaciones son mujeres, a pesar de que el porcentaje de mujeres estudiando carreras universitarias rodeaba el 50% (González-Palencia y Jiménez, 2016). Si atendemos a la formación tecnológica, la situación es aún más dramática. Según datos de la Unesco, solo el 3% las mujeres optan por formaciones TIC -Tecnologías de la Información y la Comunicación-.

La importancia del acercamiento a la ciencia y la tecnología en la infancia

Múltiples investigaciones han encontrado que el acercamiento que se tenga a las disciplinas STEM en la infancia, puede influir de manera muy significativa en la disposición al aprendizaje de la ciencia. Lamentablemente, es ahí donde comienza la brecha de género: hay un sesgo de género en donde la informática o la ciencia se han asociado socioculturalmente con juguetes ‘masculinos’; motivando a los niños para que exploren las máquinas, mientras que a las niñas se les empuja hacia los cuidados (González-Palencia y Jiménez, 2016). Solo hay que echar un vistazo a los catálogos de juguetes de Navidad, para darse cuenta de la diferenciación que desde las tiendas de juguetes -y desde la sociedad- imponemos. Normalmente, hasta los fondos de las páginas y los colores que se utilizan representan esa división -azul lo científico y tecnológico y rosa lo relativo a cuidados-.

El personaje de Dana Scully en Expediente X

Dana Scully estudió ciencias físicas y escribió la tesis ‘La paradoja de los gemelos de Einstein: una nueva interpretación‘. Luego estudió medicina en la Universidad de Maryland y realizó la especialidad de patología forense, momento en el que; dadas sus excelentes credenciales, fue reclutada por el FBI para aportar su visión científica en un proyecto conocido como los Expedientes X.

El cometido de la agente Scully era analizar, desde un enfoque científico, los fenómenos paranormales que investigaba el agente Fox Mulder. En una postura enteramente investigativa, Scully exploraba estos sucesos sobrenaturales para darles una explicación científica, mientras que su compañero tendía más hacia explicaciones ‘alternativas’, propias del pensamiento mágico. Si bien el enigmático agente Fox Mulder ‘quería creer’, la racional agente Scully demandaba evidencias empíricas. Era habitual ver a Scully complementar el trabajo de campo, como investigadora del FBI, con el trabajo de laboratorio y forense, incluyendo autopsias y análisis clínicos o secuenciación de ADN.

La influencia de los medios: El ‘efecto Scully’ y el poder de la representación

Se ha podido documentar que, ante una mayor visibilidad de las mujeres en el cine y la televisión ejerciendo papeles dentro de la ciencia, se incrementa el interés por una mayor participación de las mujeres en el mundo real (Penhall, 2018). Y esto no ocurre únicamente en el área de ciencias. Por ejemplo, en el 2012, se disparó la participación femenina en la arquería en Estados Unidos, y no es casualidad que coincidiera con la difusión del papel de Katniss Everdeen, la excepcional arquera de la saga Los Juegos del Hambre (Penhall, 2018).

El efecto Scully: algunos datos del trabajo

En el año 2018, 21st Century Fox, The Geena Davis Institute on Gender in Media, y J. Walter Thompson Intelligence, publicaron un estudio acerca del ‘efecto Scully‘. A continuación, algunos de los hallazgos más destacables:

  • Entre 1993 y 2002, Dana Scully fue uno de los primeros personajes femeninos que trabajaba en el área de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, y la primera con un rol de protagonista. Aunque lo habitual en la época era que los personajes femeninos destacaran por su apariencia física, sus atributos más representativos incluían la confianza, el escepticismo, la objetividad y, principalmente, una inteligencia brillante.
  • En esa época, los roles protagónicos científicos estaban representados en su totalidad por hombres en laboratorio. Scully, por el contrario, era una mujer científica, con un importante trabajo de campo, algo revolucionario en los años 90.
  • La baja representación de mujeres científicas en los medios, ha reforzado la creencia que las áreas STEM son un campo de hombres.
  • Se calcula que hacia los 7 años de edad es cuando se realiza la asociación implícita en niños y niñas, adoptando la creencia de que las ciencias son un campo masculino; creencia que se mantiene hasta la adultez.
  • En los años 90, Scully genera un efecto importante frente a los estereotipos de género; invirtiendo los roles de género tradicionales, al ser una figura de autoridad, valiente, escéptica, científica e inteligente; quien tiene que confrontar las teorías extravagantes de su compañero Fox Mulder -tendente a sostener teorías cósmicas llenas de fantasía; rol interpretado mayormente por mujeres en la ficción-.
  • El personaje de Dana Scully posibilitó que muchas niñas y mujeres tuvieran un referente femenino muy diferente al de la época y llegaran a imaginar incluso un futuro profesional dentro de las ciencias. Muchas estudiantes universitarias de carreras STEM reportan que Scully influyó sobre sus percepciones, aspiraciones y sobre su relación con las ciencias.

El ‘efecto Scully’ en datos

En el estudio mencionado, se encuestó a 2.021 mujeres estadounidenses, de 25 años en adelante, que estudiaban o trabajaban en las áreas STEM. En esta encuesta se encontró que:

  • Las mujeres que vieron la serie Expediente X en los 90, tienen una perspectiva más positiva frente a las ciencias.
  • Las mujeres que seguían de forma más asidua Expediente X mostraban mayor sensibilización con la igualdad en la orientación vocacional; considerando que se debe motivar a las niñas y adolescentes para estudiar áreas relacionadas con la ciencia y la tecnología.
  • Asimismo, afirmaron que motivarían de forma proactiva a sus hijas o nietas a ingresar al área STEM.
  • Cerca del 50% de las mujeres que veían Expediente X, afirman que Scully incrementó su interés en el área de la ciencia. Asimismo, el 43% de ellas ha considerado trabajar en STEM y el 27% ha estudiado alguna carrera relacionada.
  • Gracias a la enorme visibilización del personaje de Scully, muchas mujeres incrementaron su confianza y apuesta por profesiones desempeñadas mayoritariamente por hombres.
  • Finalmente, el 91% de las encuestadas, considera que Dana Scully es un modelo a seguir para niñas y mujeres.

Conclusión

El ‘efecto Scully‘ es otro ejemplo de la influencia de la televisión y el resto de medios masivos de comunicación en las expectativas y decisiones individuales; y más concretamente de la capacidad de las series de televisión para la transformación social. Es un hecho histórico que el personaje de Dana Scully inspiró a toda una generación de mujeres -a lo largo y ancho del planeta-, a acercarse a las ciencias.

Referencias:

  • 21st Century Fox, The Geena Davis Institute on Gender in Media, and J. Walter Thompson Intelligence. (2018). The “Scully Effect”: I want to believe…in STEM. Recuperado de: seejane.org
  • González-Palencia, R., y Jiménez, C. (2016). La brecha de género en la educación tecnológica. Ensayo: aval. Pol. Públ. Educ. Rio de Janeiro, 24 (92), 743-771. doi: 10.1590/S0104-403620160003000010
  • K. Penhall, (2018)”Where are the Women? The importance of visibility in achieving inclusivity,” SMPTE. Los Angeles, CA, USA, 2018, pp. 1-40, doi: 10.5594/M001840.
Sandra Correa
Licenciada en Psicología por la Universidad El Bosque (Colombia). Máster en Neuropsicología clínica. Experiencia de trabajo como docente, neuropsicóloga y psicóloga clínica en diversas entidades y en centro propio. Redactora especializada en Neurociencias en Mente y Ciencia.

Artículos diarios sobre psicología, neurociencias y salud para profesionales, estudiantes y mentes inquietas

CONTENIDO RELACIONADO

Sandra Correa
Licenciada en Psicología por la Universidad El Bosque (Colombia). Máster en Neuropsicología clínica. Experiencia de trabajo como docente, neuropsicóloga y psicóloga clínica en diversas entidades y en centro propio. Redactora especializada en Neurociencias en Mente y Ciencia.